Plenarias del EFLAC: procesos de debate y enriquecimiento en la diversidad

Las discusiones realizadas por las diferentes participantes del XIII EFLAC en las plenarias sobre los temas eje relacionados con interculturalidad e interseccionalidad, sostenibilidad de la vida y cuerpo y territorio, enriquecieron con diferentes aportes los planteamientos contenidos en el Manifiesto Por la Liberación de nuestros Cuerpos, que fue el hilo conductor de la realización del encuentro.

El primer día de debates en la plenaria permitió reconocer  la diversidad de las mujeres en relación con sus identidades, sexualidades, propuestas políticas y formas de vivir sus feminismos. En ese contexto se identificaron también algunas tensiones y emergieron algunos sujetos políticos que demandaron reconocimiento en su feminismo, como fue el caso de los trans masculinos y hombres feministas no patriarcales.

Asimismo se cuestionó la categoría género-mujer por considerarse binarista y funcional al capitalismo y a los estados patriarcales. En contraposición hubo posiciones que consideraron que el género aporta al análisis  de las subordinaciones, pero no es suficiente si se emplea sin hacer una intersección con clase, raza orientación sexual y las múltiples identidades, y sin situarlo en el contexto histórico.

Otros aspectos discutidos el primer día se refirieron a renovar liderazgos, romper el adultocentrismo, los llamados “privilegios de los años”, los “feministómetros”, esencialismos y la desvalorización de las identidades políticas.

En la segunda jornada, dedicada a la sostenibilidad de la vida, se cuestionó el sistema patriarcal basado en la acumulación  capitalista que coloca el lucro por encima de los derechos de las mujeres y amenaza a la humanidad en general. Frente a ello se levantó la necesidad de promover otras formas de relaciones humanas basadas en la justicia, la igualdad y el buen vivir.

Otro tema emergente en el segundo día de debate fue el del trabajo precario y el cuidado de la  vida descargado sobre los hombros de las mujeres por una arbitraria división del trabajo que es la base que sostiene a la sociedad patriarcal.

En este contexto se  consideró prioritario fortalecer una articulación horizontal que articule todas las agendas y luchas sin que ninguna sea más importante que otra, sino todas sean parte de un solo proyecto político feminista transformador. Lograrlo implica un reto que  lleva a renovar lógicas y procedimientos, compartir el poder sin pretender protagonismos exclusivos. “Todas cabemos, todas construiremos el feminismo que queremos”, manifestaron.

Finalmente, la tercera jornada de debate se centró en el eje cuerpo y territorio, que revisó el tema del trabajo, analizado desde su lógica mercantilista, que ejerce explotación  en diferentes grados contra todas las mujeres. En este contexto se resaltó la presencia de las trabajadoras sexuales en este XIII Encuentro, que abre puertas a nuevas perspectivas de  debate sobre este tema.

Asimismo se llamó la atención sobre la ausencia de la presencia de las mujeres afrodescendientes en la organización y toma de decisiones de los encuentros feministas, hecho que obliga a revisar procedimientos y prácticas.

También se resaltó la necesidad de reivindicar al proyecto lésbico feminista  como parte de la construcción del proyecto político feminista  y se reconoció que su cuestionamiento a la heteronormatividad patriarcal recoge una lucha que incluye a todas las mujeres.

Controversia


Código de seguridad
Refescar

13 EFLAC

создать сайт